Oremos en acción de gracias por la vida de nuestro hermano Luis María de Benito Reques que falleció a los 91 años de edad, 76 años de Compañía, 61 años de su Ordenación Sacerdotal y 57 años de sus Últimos Votos.

Luis María de Benito Reques nació el 19 de junio de 1927 en Madrid. Pertenecía a una familia numerosa de once hermanos de la que surgieron otras dos vocaciones a la Compañía: Miguel Ángel, quien murió en 1988, y Felipe, quien actualmente vive en le Enfermería. Estudió en el Colegio Nuestra Señora del Recuerdo y, en 1942, con tan solo 15 años de edad, ingresó en el Noviciado de la Provincia de Toledo en Aranjuez (Madrid). En esta misma casa hizo la etapa de Juniorado y continuó los estudios de Filosofía en Chamartín (Madrid) de 1948 a 1950.

Llegó al Perú en 1951 para realizar la etapa de Magisterio. Hizo un primer año en el Colegio San José de Arequipa y dos en el Colegio de la Inmaculada como profesor de inglés en ambos colegios. Acabado el Magisterio, de 1954 a 1957, siguió sus estudios de Teología en la Facultad Granada, ordenándose de sacerdote en Madrid en 1957. Culminó su formación haciendo la Tercera Probación en Cleveland (Estados Unidos) en 1958 y pronunciando sus Últimos Votos en Piura en 1961.

En el transcurso de su vida apostólica, asumió una gran diversidad de ministerios, aunque estuvo más años dedicado a la educación y las parroquias. En 1959 fue destinado al Colegio de la Inmaculada, y luego de 1961 a 1963 al Colegio San Ignacio de Piura, regresando a la Inmaculada, hasta 1968, como subprefecto, profesor de religión e inglés, espiritual y acompañante de la Asociación de Antiguos Alumnos (ASIA). De 1969 a 1973 trabaja en la Parroquia Nuestra Señora de Fátima como vicario parroquial y dando Ejercicios Espirituales.

Durante unos años, de 1974 a 1979, estuvo en España para cuidar de su madre y en esos años trabajó en las Escuelas Profesionales de Ciudad Real y Badajoz. A su regreso al Perú, en 1980, es destinado a Chimbote como secretario de Monseñor Luis Bambarén. Además, desarrolla una gran actividad pastoral en la atención a los pueblos de la entonces Prelatura de Chimbote e imparte clases de Teología en el Seminario de Trujillo.

Desde 1984 trabaja en la atención de la Casa Hogar “Santa María de la Alegría” y como consiliario de la Fraternidad Cristiana de Enfermos. De 1990 a 1997 vive en la comunidad de San Pedro, es vicario parroquial y profesor de Teología en la Universidad del Pacífico y UNIFE.

Desde 2002, pasa a vivir a la comunidad de Fátima, en primer lugar, para colaborar en la parroquia, pero cuando su salud se fue debilitando, pasó vivir a la Enfermería. Falleció apaciblemente en la mañana del 22 de abril, lunes de la octava de Pascua.

Tanto las promociones de alumnos de la Inmaculada como los matrimonios o las muchas personas que recibieron su apoyo y acompañamiento espiritual en los diversos lugares donde sirvió como jesuita, le recuerdan como un sacerdote de gran dedicación, certero en el acompañamiento y guardan un enorme agradecimiento por la esmerada atención que les prestó.

Demos gracias a Dios por su vida ejemplar, de entrega apasionada al Señor, anunciando siempre su Palabra, y la confianza en el cariño maternal de María.

Se celebró la Misa Funeral:
23 de abril de 2019
Parroquia Nuestra Señora de Fátima