Home / Uncategorized / P. Jesús Valverde Pacheco, SJ

P. Jesús Valverde Pacheco, SJ

Oremos en acción de gracias por la vida de nuestro hermano Jesús Valverde Pacheco que falleció a los 85 años de edad, 67 años de Compañía, 53 años de sacerdocio, y 50 años de sus Últimos Votos.

El P. Jesús Valverde nació en Madrid el 14 de abril de 1932. Estudió la secundaria en el Instituto Ramiro de Maeztu de Madrid que los jesuitas atendían pastoralmente y en esta institución educativa conoció a la Compañía de Jesús. En 1949, con 17 años, ingresa en el Noviciado de la Provincia de Toledo en Aranjuez.

Después de culminar su noviciado en 1951, llega al Perú e inicia el juniorado en Miraflores durante tres años. Posteriormente estudia la Filosofía en Quito de 1954 a 1957 y realiza la etapa de magisterio en el Colegio La Inmaculada como profesor de 1957 a 1960. Los estudios de Teología los realiza en México DF donde es ordenado sacerdote en 1963.

Culmina su formación con la Tercera Probación en Córdoba (España) y pronunciando los últimos votos en Lima en 1966.
A su regreso al Perú, tras dos años en la Inmaculada, es destinado en 1968 como párroco a la Parroquia La Virgen de Nazaret de El Agustino. Desde entonces su vida como jesuita transcurre siempre en el trabajo pastoral en ámbitos sociales pobres y sencillos. Es en El Agustino donde pasará más años de su vida apostólica, aunque también estuvo destinado en Ilo (1978-1985) y Jaén. En sus años de El Agustino su trabajo se centró en la Parroquia, mientras que en Ilo su principal misión fue fortalecer el recién creado Centro Pastoral San Pedro y la atención de las capillas.

Desde 1992 a 2013, está en Jaén donde colabora en la formación de catequistas rurales y en la atención pastoral de diversos caseríos. Además de estos destinos más prolongados, tiene dos breves temporadas ayudando en la pastoral indígena en zonas de la sierra, la primera en 1987 en la Parroquia Juan Bautista de Jarpa (Huancayo) y, la segunda, en el 2003 en la Parroquia San Pedro de Cangallo (Ayacucho).
Fue Consultor de Provincia desde 1974 a 1980.

En 2014, cuando empieza a tener dificultades de salud es destinado a la comunidad de San Pedro (Lima) para apoyar en la pastoral ministerial de la Parroquia. Desde años atrás padecía un proceso oncológico y, aunque mantenía su residencia en San Pedro, en los últimos tiempos tuvo que ir en varias ocasiones a la Enfermería por algunas molestias. Allí falleció el sábado 29 en la madrugada por descompensación del oxígeno y baja de presión.

Jesús Valverde era un hombre de convicciones firmes y de gran coherencia personal. Asumió con mucha profundidad la opción fe-justicia y fue siempre fiel a su deseo de compartir su ministerio sacerdotal con los pobres y sencillos. Tenía una vocación especial por la pastoral explícita y, dentro de ella, por la pastoral bíblica en la que ayudó con varias publicaciones pastorales a un mejor entendimiento de la Palabra. Fue notable su capacidad de acompañamiento dejando una profunda huella en las personas a las que trató. Era también un hombre de gran discreción y trato siempre afable y cariñoso.

Demos gracias a Dios por su vida ejemplar, de entrega apasionada al Señor, anunciando siempre su Palabra, y la confianza en el cariño maternal de María.

3 comments

  1. El Padre Jesús Valverde fue mi director espiritual y un padre espiritual. Me aconsejó y apoyó en distintos momentos en mi vida y sé que desde el cielo seguirá intercediendo por mi. Gracias por todo Padre Jesús lo quiero mucho y este cariño llega hasta el paraíso. Su hija, Patricia.

  2. Nelly Torres de Ibanez

    Padre Jesus:
    Usted ha sido un padre, un amigo un guía en el trabajo pastoral, comunitario, siempre comprometido con los desprotegidos, los olvidados , ahora estoy segura estará al lado del Señor rezando por este pueblo peruano que Ud tanto amo, y necesitamos sus ruegos más que nunca .

    Que este siempre con nosotros!

  3. Gonzalo Echevarría

    Querido Padre Jesús:

    Lo quiero y aprecio mucho, por haberme transmitido con sus palabras y gestos, la misericordia del Señor. Fue un hombre misericordioso, caritativo y portador de la pureza del amor de María. Siga, por favor, orando por este humilde hijo suyo…interceda por mí desde el paraíso. Que sea hasta pronto, querido amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *